Boda realizada en Mas de Lucía (Nules)

Desde el primer momento, Fran y Ana ya nos dijeron que ellos eran una pareja cañera y la verdad
que cuando me hice la idea de lo que iba a ser la boda en si, me quedé bastante corto.
Tras una semana llena de lluvias, el tiempo hizo un paréntesis para que ellos pudiesen disfrutar de
su gran día.

En un entorno precioso y tras pasar los primeros momentos de nervios durante los preparativos, se
dio paso a una emotiva ceremonia, llena de lágrimas y de risas, donde tanto Ana como Fran hicieron
lucir su buen humor y se dejaron ver tal y como ellos son.
Lo que pasó después, ya no sabría como describirlo.

Una fiesta constante desde que cruzaron la puerta del salón. Ahí es cuando entendí el significado de
la palabra “cañera”

Momentazos, saltos, gritos, bailes, humo, podium, actuación estelar de la novia micro en mano,
manteo de los novios, más bailes …

En definitiva, un día grande en lo que tanto los novios como todos los invitados (y nosotros!)
disfrutamos de lo lindo.